viernes, 4 de enero de 2013

Galgos Ahorcados


Las Cifras:

- Más de 50.000 galgos son ahorcados, quemados o torturados en España al acabar cada temporada de caza.

La Realidad:

Pueden estar agonizando durante días. Los cazadores asesinos más brutales ahorcan de pie a los galgos para "ahorrar tiempo". Se oyen los lamentos de los animalitos durante días, hasta que mueren de agotamiento.



Burlándose de ellos dicen "Los hemos dejado escribiendo a máquina", ya que al poder sujetarse tan sólo de sus patas traseras, patalean en el suelo intentando zafarse de la soga que les aprieta en el cuello. En el mejor de los casos si el SEPRONA pilla a uno de estos malditos asesinos, la multa será de 300,50 euros .Esto es el único castigo que contempla nuestro Código Penal.

Desde 1997, las Sociedades Protectoras de Animales vienen denunciando las atrocidades que se comenten con los galgos. La situación sigue siendo la misma. Llevan años investigando a grupos Galgueros de caza. Llamadas anónimas anuncian la existencia de perros ahorcados en distintos pinares, las asociaciones acuden a estas zonas para fotografiar y denunciar así la carnicería. En cinco pinares próximos a Medina del Campo se ofrecía el mismo ejemplo de barbarie, el mismo desolador espectáculo. Cientos de Galgos colgaban de los pinos.

En España hay mucha tradición galgera. Estos perros sólo pueden cazar o competir en carreras en su primer año de vida. En las competiciones para alcanzar una liebre, el perro tiene que cazarla por velocidad, es decir, si la liebre hace un quiebro, el galgo tiene que hacerlo igual. Pero los Galgos son muy inteligentes y cuando van tomando experiencia y habilidad, cortan el paso a la lienre y la atrapan de forma más rápida. Al perro que haga esto se le considera un "Galgo Sucio", ya no vale y se le mata.

Se pueden conseguir hasta mil ejemplares de galgos en temporada de caza, de los que solo valdrán unos 70 como mucho. El resto...


Fuente: