viernes, 4 de enero de 2013

Zoológicos

Las Cifras:

Más de 1,200 especies de animales silvestres se encuentran en deplorable estado de hacinamiento y privación de libertad gracias a los zoológicos.


 

La Realidad:

Los zoológicos son cárceles para los animales que viven ahí sus vidas, pero a diferencia de los seres humanos que están en las cárceles por haber delinquido, los animales encerrados en los zoológicos están ahí por no pertenecer a la especie humana.

Los animales en los zoológicos sufren, por la perdida de su libertad, no pueden relacionarse con otros de su especie. Elefantes, tigres, osos, leones, etc.

Tienen territorios que pueden abarcar varios km2, mientras que en los zoológicos se limita a unos cuentos metros rodeados de rejas y muros.

 

Muchos de ellos muestran comportamientos estereotipados, esto es por ejemplo, moverse de un lado a otro, mover la cabeza constantemente, estas conductas son producto del daño psicológico producido por el encierro.

Este sufrimiento que se provoca los animales no puede ser considerado como necesario; el no conocer a ciertos animales “en vivo” no provoca depresiones ni grandes sufrimientos, a menudo se considera que es importante para la educación de los niños y de las niñas, pero también podría ser importante conocer a los esquimales, ainus y aborígenes australianos, pero no por que sea importante el conocerlos , se hace justificable que los encierren para ser exhibidos, a pesar que aquello podría ser útil a los infantes que están siendo educados.

Existen otros medios para aprender sobre las costumbres y comportamientos de otros en libertad.



La educación entrega valores y los únicos que entregan los zoológicos es el de la dominación, esclavitud y discriminación de otros individuos por no pertenecer a la especie humana.