viernes, 2 de agosto de 2013

Si no se reducen las emisiones de carbono los arrecifes coralinos morirán a finales de siglo

 
Un nuevo estudio ha hallado que con el fin de impedir que los arrecifes desaparezcan, las naciones necesitan trabajar arduamente para reducir los niveles de emisión de dióxido de carbono.
 
Los investigadores escribieron en la revista Environmental Research Letters que todos los arrecifes coralinos existentes morirán debido a las condiciones químicas inhóspitas del océano a finales de siglo si la civilización sigue por el camino actual. 
 
Los arrecifes coralinos son refugios para la biodiversidad marina y apuntalan las economías de muchas comunidades costeras. Son muy sensibles a los cambios en la química del océano como resultado de las emisiones de gas de efecto invernadero, así como la contaminación, el calentamiento de las aguas, el superdesarrollo y la sobrepesca.Los investigadores calcularon las condiciones químicas del océano que ocurrirían bajo distintos escenarios futuros. Emplearon modelos computerizados para ayudar a determinar si estas condiciones químicas podían sostener el crecimiento coralino."Nuestros resultados muestran que si seguimos con las emisiones actuales, a finales de siglo no quedarán aguas en el océano con las propiedades químicas que han sostenido el crecimiento coralino en el pasado. No podemos decir con absoluta certeza que todos los arrecifes coralinos de aguas poco profundas morirán, sin embargo es muy probable que suceda," decía Katharine Ricke, del Instituto Carnegie.
 
Los arrecifes coralinos usan una forma natural de carbonato de calcio para construir sus esqueletos. Cuando el océano absorbe el dióxido de carbono de la atmósfera, forma ácido carbónico, haciendo el océano más ácido y disminuyendo el ph del océano. Este aumento dificulta el crecimiento de los esqueletos y conchas de los organismos marinos, que amenaza inevitablemente los arrecifes coralinos de todo el mundo.
 
El equipo dice que son necesarias las reducciones drásticas aunque sea solo para salvar una fracción de los arrecifes coralinos existentes. Las condiciones químicas que pueden apoyar el crecimiento de los arrecifes coralinos solo pueden sostenerse con reducciones agresivas en las emisiones de dióxido de carbono."Para salvar los arrecifes coralinos necesitamos transformar nuestro sistema energético en uno que no use la atmósfera y los océanos como vertedero de residuos para la contaminación de dioxido de carbono. Las decisiones que tomemos en los próximos años y décadas probablemente determinarán si o no los arrecifes coralinos sobreviven el resto de siglo," decía el coautor del estudio Ken Caldeira de Carnegie.
 
Los científicos escribieron en mayo que los arrecifes coralinos están en un claro descenso pero que su colapso puede todavía evitarse a través de la acción local y global."La gente se beneficia de la estructura compleja que tienen los arrecifes, algo así como un rascacielos de Manhattan pero bajo el agua," decía Peter Mumby de la Universidad de Queensland. "Los arrecifes estructuralmente complejos proporcionan rincones y escondrijos para miles de especies y proporcionan el hábitat que necesitan para mantener productivas las pesquerías.