El FLA

El Animal Liberation Front (ALF), en español Frente de Liberación Animal, es un nombre utilizado por activistas pro derechos de los animales que han venido usando la acción directa para liberar animales desde los años 70, lo que incluye rescatarlos de instalaciones y utilizar el boicot económico a compañías y organizaciones que practican la experimentación en animales, el uso de animales como vestimenta, el uso de animales como alimento u otras industrias basadas en la esclavitud animal. Cualquier acción directa o indirecta que promueva la liberación animal siempre y cuando no ponga en peligro vidas de cualquier tipo, ya sean humanas o no humanas, puede ser considerada como parte del FLA.


El FLA es un modelo de lucha sin líderes: FLA es el equivalente moderno del “Underground Railroad” (Un movimiento antiesclavista del siglo XIX consistente en una red clandestina formada por blancos abolicionistas y negros libres que ayudaban a los negros esclavos a escapar de la opresión blanca mediante un sistema de casas seguras y rutas clandestinas).

El FLA, más que equipo físico, es un sentimiento individual de urgencia para la liberación real y total de los animales que considera la libertad un derecho inviolable y urgente para todos los seres vivos, y considera cualquier forma de reclusión, indigna. Por ello su existencia, para hacer valer este derecho. 






El movimiento de Liberación Animal, al contrario de lo que se piensa, es un movimiento no- violento y cualquier acto realizado mediante la violencia, no es considerado un acto del mismo.



Actualmente el Frente de Liberación Animal  ha evolucionado abarcando en sus preocupaciones e intereses no sólo la Liberación Animal, sino también los derechos de los animales en el sentido de su libertad y derecho a la vida digna, al no maltrato de cualquier animal (humano o no humano) y al progreso ético y moral de la sociedad de acuerdo con unos valores que abarquen los derechos de los animales como una fuente de progreso más de la ética social: esto quiere decir, el hecho fundamental de que no debe existir el concepto de propiedad de animales por parte del animal humano y derivado de esto, el uso del animal no humano para vestir, comer o divertirse, partiendo de la base de que el animal no humano deje de ser propiedad del animal humano, el fin último del pensamiento Liberacionista del Frente de Liberación Animal, es el "retorno de todos los animales, humanos y no humanos a sus hábitats naturales", pues solo liberando completamente al animal no humano, el animal humano conseguirá ser libre en sí mismo.


A tener en Cuenta:


- A pesar de que en los años ochenta se identificó al Frente de Liberación Animal con ataques físicos a personas y ataques a la propiedad, así como la extorsión a los vivisectores, actualmente el Frente de Liberación Animal NO apoya ni aprueba, así como tampoco considera como suyo, en ningún caso, la violencia física ni psicológica. Así como tampoco la extorsión a los maltratadores de animales.

Sin embargo si aprueba en sus directrices "Infligir daño económico a quienes se lucran con "la miseria y la explotación de animales", por ejemplo no comprando sus productos. 





- El animal no humano, en la actual sociedad es considerado una "propiedad material" (como si de un mueble se tratara), que genera ganancias, placeres, y divertimento a corto o largo plazo y sin embargo, no es considerado como un ser vivo sintiente. Esto mismo ha ocurrido a lo largo de la historia con los esclavos negros o las mujeres.

- El movimiento por la Liberación Animal es un movimiento pacífico.